Seguimos con el monografico sobre la fauna compradora española

* Ventrílocuos

macario

“Jose Luis me lleva de compras, ke kontentooo estoyyy”

Personas que son totalmente incapaces de tomar una decisión por si mismas, necesitan de alguien que este físicamente junto a ellas, para que les digan lo que quieren. Son como espejismos que solo están haciendo bulto, dudo incluso de que sepan su nombre…

Aquí el que parte el bacalao es ese punto de apoyo, el ventrílocuo. Habla por el cliente que se va a dejar los cuartos, normalmente se tira a por lo que el quiere, para luego gorronearlo cuando le haga falta, y os aseguro que le hará falta. Veamos un ejemplo de conversación:

Ventrilocuo: Mi amigo necesita un ordenador, pero normalito eh

Cliente pringao: ¿No me hara falta algo mas potente Paco?

Ventrílocuo:No, no no , que luego no le das uso, que esta gente sabe mucho, tu quieres algo fácil para transportar. Con la potencia necesaria, como para… llevar una frutería

Vendedor: ¿Pero que estudia el muchacho?

Ventrílocuo: ingeniería chungoespacial, pero no necesita más, que yo se de esto

¿Esta clara la cosa verdad?, este pobre diablo se gastara pasta en un churriPc, se dará cuenta, no le servirá para nada, aunque quizás para jugar al busca minas…, y terminara en el mostrador de la frutería de Paco, conviviendo con naranjas y plátanos, lejos de la facultad del muchacho, donde hay orgías y muchas nenas… o quedadas para jugar al counter, que lo mismo da.

Nivel de molestia: No molesta, pero da coraje ver a gente indefensa contra peña cara dura

* Ricos y poderosos

malo de batman

“¿Me estas diciendo plebeyo que no quedan pcs de oro macizo, de 9100 jigos de memoria para jugar al Pang?”

Personajes que creen que por tener dinero, tienes que besarles el culo, soportar gilipolleces, y encima tienen el estatus para mirarte por encima del hombro.

Tienen sus ventajas, ya que no suelen tener ni idea de nada, creen que lo que vale más es mejor, así que es fácil metersela hasta el fondo, con maldad, el cliente ira contento por tener algo caro de marca, así que todos felices.

Suelen repetir varias veces, que ellos quieren lo mejor sin importar el precio, que han comprado ya mucho aquí, que conocen al jefe, que con amigos del alcalde y que conocen a Jesucristo; todo ello para que veas cuan importantes son y tu lo cutre que eres. Ese poder que tienen lo usaran para poder estar dándote el coñazo durante horas por nada, interrumpirte aunque estés en mitad e una operación a vida o muerte

Fácilmente reconocibles, sobre todo las mujeres, que irán maquilladas hasta limites que superan la razón humana, abrigo de piel y eterna mirada de asco.

Grado de molestia: Insoportables, ni más ni menos

Siempre hay de todo, hay clientes de estos tipos y hay vendedores que no tienen ni puta idea de NADA, pero hay que ir a comprar sabiendo lo que se quiere y no al tun tun

Proximamente… odio profundamente al programa “Menuda noche”

Otra deleznable entrada de V de Panceta