Hace tiempo me percaté de un hecho que me hizo pensar mucho, ahora me dispongo a retomar esos pensamientos e intentar organizarlos de manera productiva. Me hallaba un día paseando tranquilamente por la calle, en un momento me detengo delante de un paso de peatones, cuyo semáforo se inclinaba con mas favoritismo hacia los vehículos que peatones (que raro), lo cual derivaba en una (relativamente) larga espera a su puesta en verde para el peatón; a mi izquierda se encontraba una muchacha, lo que me sorprendió de ella no fue nada físico, sino de su actitud, se encontraba dando la espalda al paso de peatones mirando hacia atrás, lo extraño no era ese hecho en si mismo, sino lo que miraba.

Había un escaparate de una farmacia, lo primero que pensé al girar mi cabeza y dirigir mi mirada donde la suya fue “Que coño tendra de especial un escaparate de una farmacia”, pero al instante me di cuenta de el reflejo de la chica en el escaparate, estaba mirándome fijamente a través del reflejo del cristal, teniendome al lado fisicamente, ya estaba mirandome antes de que yo me percatase, y siguió haciendolo durante unos cuantos segundos, me quedé bastante perplejo en el momento, me resultó estrambótico, “¿Esta al lado mia y se pone a mirarme girándose y haciéndolo a través del reflejo de un escaparate?”, surrealista, y algo asi no es un hecho aislado, seguro que a todos nos ha pasado algo asi alguna vez, si no de esta manera pues en el reflejo del cristal del autobús, con la persona que tienes justo enfrente, que lejos de mirarte directamente lo hace a traves de dicho reflejo, eso me dio mucho que pensar.

no_nos_miramos

Estamos en la era de la Comunicación, podemos estar en videoconferencia con un amigo en Helsinki y a la vez leer un artículo sobre Antropología de un Doctor de la India y, sin embargo, no somos capaces de comunicarnos visualmente u oralmente con las personas que conviven en nuestra vecindad, con las que compartimos medio de transporte o lugar de trabajo o estudio. Me parece una gran contradicción e ironía. Pensando mas a fondo sobre el tema vi una metáfora curiosa, como si de una parábola de las que contaba Merlín a Arturo se tratase, ¿qué es el escaparate?, es un paralelismo de la sociedad en la que vivimos, es el consumismo, la alienación de la masa, un escaparate fruto de la hoguera de las vanidades, que nos impide pensar y ser auténticos y originales, el escaparate nos lo da todo, en el se muestra lo que queremos ver (o lo que nos incitan a ver), todo deriva hacia la prontitud de pensamiento y actitud y tras ese cristal se encuentra el fin único de todo ello, ¿para qué mirar mas allá?, ¿para qué arriesgarnos a tomar una orientación diferente de nuestros pensamientos (o nuestras miradas) o, simplemente, afrontar de frente lo que nos acaece?, tenemos un escaparate a través del cual afrontar desde una actitud sencilla (y a mi juicio, cobarde, pues ya lo dijo alguien: “Cualquier camino facil no lleva a ningun sitio que merezca la pena”) las cosas de la vida que nos forman en su conjunto como personas.

Pensamientos asi se suelen calificar como “Te ahogas en un vaso de agua, tío” o, “No es para tanto” etcétera, pero realmente ví un simbolismo en ese hecho, puede que esté equivocado o no, no lo se, precisamente por eso hablo, sinó me callaría.

Otra deleznable entrada de V de Panceta