Hoy voy a hablaros de un ser deleznable y repulsivo, pero antes de presentároslo quiero dejar claros algunos conceptos:

Relación heterosexual: Es la que se da entre una mujer y un hombre (pongo primero a la mujer que es la única que decide si tal hecho se da), estas relaciones se basan en cuatro tipos de uniones, la covalente, la metálica, digo…:

Unión física: El sexo, folleteo, alegría-alegría etc. Es la unión más básica, más divertida y probablemente menos duradera dentro de una relación. Este tipo de unión no es difícil de conseguir, tal vez un poco más para ellas, pero a nosotros nos gustan todas (menos a las que directamente da asco pegarle mocos).

viejete verde

Ejemplo de pareja basada en el sexo más salvaje. Sus coitos resuenan en la campiña

Unión afectiva: Aquí entran en juego la comprensión, la empatía, la sinceridad y otras cosas intangibles. La pareja puede ponerse uno en el lugar del otro y evitar hacerse daño. Probablemente sea la más difícil de conseguir y se construye viviendo cosas juntos (y molestándose en cultivarla).

Unión intelectual: Pensamientos, ideología, hobbies etc. parecidos, la pareja debe tener gustos parecidos y no confrontarse (al menos no demasiado) en aspectos intelectuales básicos como religión, política etc. aunque normalmente en parejas duraderas suele llegarse a un término medio. Tampoco es difícil de conseguir, aunque la gente diga que los polos opuestos se atraen (para mí una gilipollez).

pareja solida

Típica pareja de intereses comunes

Unión material: Más que con el nivel monetario de los miembros de la pareja, tiene que ver con el ritmo de vida que quieren llevar, este aspecto suele ser totalmente irrelevante para los hombres, pero es muy importante para muchas mujeres, que prefieren cenar en un restaurante que echarse un litro en el parque (insensatas).

Vale, hasta aquí bien, si obtienes el lote completo de tu pareja has triunfado como el alpechín, aunque la mayoría de parejas se conforman con ciertos aspectos y se tiran toda la vida.

Encaremos el problema, ¿Qué pasa si una mujer está con un tío que le da una gran unión física y material (o solo física) y absolutamente nada en los otros dos aspectos? Muy sencillo, se siente como un trozo de carne, a nadie le importa lo que diga o lo que le guste y lo pasa fatal porque el tío “no la entiende”. Es una situación bastante fea en la que todos veríamos lógico que dejará al gañan ese y buscase un hombre de verdad.

tio abstisimo

Módelo de hombre que le gusta a las mujeres, o al menos le queda muy cerca, a menos que esté equivocado

Y en este punto nace lo puto peor: el amigo clínex. Este ser es un tipo que (probablemente desde hace años) está enamorado de ella en secreto (aunque todo el mundo lo sabe, incluido ella) pero que nunca ha dicho nada por timidez, miedo a romper la amistad o porque la otra siempre ha tenido novio. ¿Qué es lo que hace este tío? ¡¡La completa!!.

“Tranquila todo pasará”, “¡¡Se ha follado a mi madre!!, “Te dije que era un cabrón”, “No seas de los de: Te lo dije. Solo tu me entiendes”, “Se me está dormiendo el brazo Cintia”, “Solo dejame llorar un poco más”

Habla con ella de todos sus problemas, la entretiene mientras no está follando con el otro, hace como que la entiende, vamos, que entre él y el novio le dan una relación plena, eso sí Clínex no folla.

La figura de Clínex-man está siendo sustituida poco a poco por el amigo gay (que también hace lo mismo, pero no voy a entrar en él porque cuenta como una amiga), pero aún existen millones de estos tipos, sois putos esquiroles, si no os habéis liado ya, las posibilidades de que lo hagáis son bastante remotas (y si te toca, por fin, la chavala va a tener más tiros que las pantorrillas de Godzilla), en este triunvirato el único que sale ganando es el maromo Neanderthal que folla y se va a ver el futbol con sus amigos (ole sus huevos, si se lo permiten…); Clínex se queda escuchando penurias, le dice que es un cabrón, que lo deje (el “por ti” se lo guarda), que se merece algo mejor, que patatín que patatán y al día siguiente la ve otra vez con él, tan feliz, mientras el otro se rasca los huevos.

Pero ninguno se atreve a decirle al novio:

“Mira killo, a tu novia la estamos criando los dos, ¡¡Aquí o follamos todos o la puta al río!!”

Más que nada porque el gañan normalmente va a ser dos veces ellos en músculos.

“¿Donde esta mi Clínex?, ¡¡Quería comentar Pasión de gavilanes!!”

Si eres un Clínex-man sal de esa dinámica de una vez, porqué los piquetes panceteros vamos a por vosotros jodidos esquiroles, dejad de tirar piedras sobre vuestro propio tejado: ¡¡La tierra es para quien la trabaja!!

Otra deleznable entrada de V de Panceta