Sodomizando a los clásicos

Scroll this

Iniciamos aquí, queridos energúmenos, seres del Hades y criaturas afines, una nueva propuesta lúdica por la cual intentaremos actualizar un poco poemas clásicos de ayer, de hoy y de nunca, para que sean legibles agradablemente por el común de los mortales a los que la palabra “retórica” les sugiere más una postura sexual análoga al cangrejo ruso con medio tirabuzón invertido que un jodido concepto lingüístico (o sea, relativo al cunnilingus).

niño con chichon

“Mama, mama, me he hecho un diptongo”, “Eso es un chichón Jorgito”, “¿Qué sabrás tú mala puta?”


Comenzamos con un soneto infecto e insoportable que ya nos jodió más de una tarde en aquellas infumables clases de Literatura, cuando todavía los pelos en nuestro culo apenas se atrevían a abandonar el caparazón de sus respectivos folículos pilosos y eran una lejana promesa de abundancia capilar de pelambrera apestosa de ojal.

“Un soneto me manda hacer Violante” de Lope de Vega es el engendro clásico elegido para la ocasión. Poniéndonos un poco en situación, por lo visto, la tal Violante era una tipa que asalarió al tal Lope para que le hiciera un soneto pestoso por encargo. El otro, que se creía un as, el maestro del sarcasmo y la guasa fina e intelectual, escribió esta parida impecable en cuanto a métrica, haciendo referencia con sorna al entuerto en que se hallaba por haber aceptado la guita sin tener maldita la gana de escribir más que una parida para salir del atolladero. Y ya está, esa es toda la historia. Por qué cojones esta puta mierda de soneto ha quedado inmortalizado para sufrimiento de generaciones y generaciones de analfabadas de la ESO es algo que escapa a nuestra comprensión, pero de cualquier modo, aquí venimos a vilipendiar como se merece a este pelagatos que ha pasado injustamente a la posteridad por esta cagarruta.

Lope de Vega mirando a warchos

“Lope me ha encantado mi soneto”, “¿Aquello es un mirlo?”, “¿Puedo meterte cuello?”, “Violante, te doy media hora para soltarme”

Y ya me callo, coño. Qué plasta de palique absurdo. ¡A disfrutar del sinsentido de la poesía, bellacos!

Versión antigualla:

UN SONETO ME MANDA HACER VIOLANTE
de Lope de Vega

Un soneto me manda hacer Violante
que en mi vida me he visto en tanto aprieto;
catorce versos dicen que es soneto;
burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante,
y estoy a la mitad de otro cuarteto;
mas si me veo en el primer terceto,
no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Por el primer terceto voy entrando,
y parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo, y aun sospecho
que voy los trece versos acabando;
contad si son catorce, y está hecho.

Versión tunning 2011:

UN SONETO ME MANDA HACER VIOLARTE
de Lope de Verga

Un soneto me manda hacer violarte
Y en mi vida me he visto en tal aprieto
Catorce versos y te la meto
Burla burlando voy a reventarte.

Yo pensé no pudiera fornicarte
Y estoy en la mitad del juego del Teto
Mas si te veo cerca de un seto
No hay dios en el mundo que te salve.

Por el conducto negro voy entrando
Y parece que la tengo en barbecho
Por fin con ésta nutria te estoy dando.

Ya estoy en el segundo y aún sospecho
Que tengo los cojones rebosando
Contad si echo catorce y soy hombre muerto.

Otra deleznable entrada de V de Panceta

17 Comments

  1. Enhorabuena por tu blog, te invito a que te pases por el directorio web/blog http://www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demás y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate 😉

    Saludos, espero verte por http://www.cincolinks.com.

Submit a comment

Subir
Subir