EL CASCAMORRAS

Scroll this

Retomando un poquillo la sección de porrazos para satisfacer a los amantes del dolor ajeno, he decidido hablar de un personaje que podría ser perfectamente el antihéroe, y no estoy hablando de Rajoy ni de su carisma. Se trata de una tradición con más años que el calendario que tiene tu madre puesto en el lavadero. Se celebra entre las poblaciones de Guadix y Baza(Granada), y lleva como protagonista al Cascamorras.


Chaqueta Cascamorras

Sandy le cose a Deni Suko algunos flecos en la chupilla de cuero.

Reza la leyenda que por el siglo quince (no sé números griegos) estaba allí un hombre picando piedras, como aquel que dice. El ciruelo, natural de Guadix, trabajaba en el levantamiento de una ermita, ubicada en Baza. Entre ambos pueblos hay casi 50 km, que es un buen viaje montado a pollino, pero como el sector de la construcción está como está, hay que agacharse. Después de degustar su latica de berberechos, y con la pestá chorizo todavía en el sentido, Juan Pedernal, que así se llamaba el operario, descubrió lo que era un corte de digestión cuando te pones a trabajar, por la circunstancia que vino a desarrollarse. Y es que venga picar, venga picar, y no se dio cuenta de que estaba destrozando la representación de una virgen enterrada. El garrulaco, lejos de coscarse, siguió perpetrando el estropicio, y como lo del patrimonio histórico no lo llevaban muy bien por aquellos entonces, hubo que recurrir a las leyes divinas. “¡¡Ten Piedad!!”, surgió un grito lastimoso del fondo de la tierra. Yo hubiera dicho “Quillo, para ya con la picola que me vas saltar un ojo, desdichado”, pero ten piedad, también es recurrente para salir del apuro. Y así se bautizó a la talla como la Virgen de la Piedad, patrona de Baza. Si la Virgen, en vez de decir “ten piedad”, hubiera dicho “¡¡Susto!!”, se hubiera llamado la Virgen del Susto, mucho más comercial. Pero no estaría pensando en la promoción de la fiesta, así que nos quedamos como estábamos.

Mancebo Piti

Mancebo Piti (1ª transformación) se perfila como Cascamorras para los próximos tres años.

Y aquí llega la Madre del Cordero. ¿Qué es la propiedad? ¿De quién son las cosas? La discusión más antigua del mundo deriva de estas situaciones. Que sí, que el bocadillo te lo has hecho tú, y es tuyo, pero estás en mi casa, así que trae pa´cá que tengo hambre. En situación similar, hay que ponerse en el pellejo de Gollum, del Señor de los Anillos. Estamos de acuerdo en que el anillo lo vió el otro, que se metió en el agua, que lo cogió y lo limpió de barro. Pero, o tienes un detallico conmigo el día de mi cumpleaños, o te cojo y te enlomo. Trae pa´cá el anillo que yo lo calzo mejor. Esas cosas son así, y eso, ni es robar, ni está feo.

En esas se vió Juan Pedernal, cuando afirmó que la talla era de quien la había visto primero. Y así se inventó en el siglo quince lo que viene a ser el concepto de chiste, cuando, imagino yo, la peña empezó a troncharse de risa. El obrero, ávido como Espinete con la audiencia, recurrió a las autoridades locales. El alcalde de Guadix, o el cargo que hubiere por aquellos entonces, alcanzó un excelente acuerdo con el representante bastetano: “Los de Baza se quedan con la imagen, pero nosotros el derecho de celebrar anualmente las fiestas religiosas. Además he metido ahí una cláusula que no se esperaban. Tenemos la posibilidad de enviar cada 6 de Septiembre a un comisionado de nuestro pueblo, que si logra entrar en Baza y llegar a la Iglesia de la Merced sin ser manchado, recuperará la Virgen para Guadix”. “¿Y por qué no les has pedido oro, mujeres fértiles o animales?”: preguntó allí un espabilado al alcalde. “No, calla, tú déjame a mí, que sé lo que me hago”, respondió. Este hombre pasará a los anales de la historia como El Negociador.

“Dejadme pasar un segundillo, que de verdad, que sólo voy a mirar la estatua. Lo que viene a ser un vistazo”.

Así que todos los años, El Cascamorras, vestido de bufón, y acompañado por su séquito, tiene que entrar en Baza y llegar a la iglesia más limpio que recién afeitado. Lo que pasa es que hay cincuenta millones de vikingos esperándote, con pinturas negras y aceite de motor retestinao, y la única defensa que tiene este hombre, además de sus acompañantes, es una cachiporra para darle un bastonazo en los hocicos al primero que encarte. Y aquí es cuando se lanzan sopapos y castañas para el que no las vea venir. En principio la fiesta es pacífica (es un vecino del pueblo contiguo, no una adultera en tiempos de Cristo), pero si El Cascamorras es un menda que en 8º de EGB le dijo a tu hermana no se qué, ¿no le vas a tirar un pellisquillo? Al final, todo el que está cerca de la zona conflictiva acaba negro y con más roña que la cara de Romario.

La Chaquira no se lava desde Cascamorras 2005. Que cochina.

Nuestro corresponsal de guerra, Serafín Mostovoi, estuvo allí, jugándose la vida para contarlo:

“Pero hombre serafín, ¿el de la porra? ¿Eso es todo lo que tienes que decir? Pues no has amortizado mucho el seguro de vida. Otra vez métete en la batahola y no te quedes ahí en el repecho, que tienes más miedo que siete viejas juntas”.

Cuando El Cascamorras se canse, se va a la plaza del pueblo, agita una bandera, agarra y se vuelve para Guadix. Y allí están los vecinos esperándolo: “¿Dónde está la figura? ¿Qué no la has traído? ¿Y eso por qué? Arrímate, que te vamos a sacar una estatua de las costillas”. Y se repite el mimo ritual, pero con pinturas de colores. En definitiva, el pazguato va a un pueblo a pedir una reliquia y lo ponen a cardopastilla, y cuando vuelve a su pueblo lo coñean más todavía, por volverse de vacío. Aunque no lo parezca, ser Cascamorras es un orgullo, pero como no gastes cuidado las puedes pasar calvas.

Es seguro que la tradición continuará por muchos años, incluso ya es fiesta de Interés Turístico Nacional, y vaticino que para el 2015 la Marvel llevará a este personaje al mundo de la viñeta, mejorándolo con poderosas armas como el escudo del Capitán América (que lástima), y por qué no, dando un salto a Hollywood (se habla mucho para este personaje de Macaulay Culkin).

Otra deleznable entrada de V de Panceta

13 Comments

  1. Jajaja tus artículos sobre fiestas populares son sublimes Maldito, el Cascamorras debería ser un heroe nacional, solo en Graná que te inflen a ostias dos pueblos seguidos es motivo de orgullo. Batahola y cardopastilla son dos palabras de uso cotidiano desde ya XD

  2. Fijo que ese hecho originó una nueva regulación en lo que a la “ocupación” y el descubrimiento de “tesoros” se refiere.

  3. Arg! que fiestacas os montais los granadinos xD con lo que me mola a mi el Txupinazo para llenarme de mierda (no literalmente hablando), de todas formas pobre Cascamorras xD a comerse hostias por to los lados xD esperemos que al menos le den los cubatas gratis durante las fiestas xD

  4. Vamos a ir al bar del cascamorras a ke nos de informacion vital ke necesitemos saber para tal evento y nos vamos a presentar alli el año ke viene. Preguntas basicas: Hay ke llevar la pintura o te la dan alli?, Vale tirar objetos contundentes?, saltarle los ojos a alguien es licito? vale llevar casco? y un largo etc…

  5. Cascamorrero preparar ron que este septiembre estamos todos los panceteros allí, nosotros estamos preparados siempre porque no nos duchamos

  6. Que cabrón el particular, le daremos el mismo trato que al cascamorras, ¡¡nadie juega con nuestras fiestas populares!!

  7. POBRE PARTICULAR TODO HA SIDO UNA MANIPULACION DE LA HERMANDAD DE GUADIX Y POSTERIORMENTE DE LOS AYUNTAMIENTOS PARA CONSEGUIR LA MARCA COMERCIAL. ES COMO LA MARCA NIKE, REEBOOK, CHOCOLATES VALOR, PERO AHORA UNA MARCA PARA ALGO CONCRETO QUE LE LLAME CASCAMORRAS, VAYA EMBOLAO LE HAN METIDO AL PARTICULAR. NADIE PUEDE REGISTRAR UNA FIESTA, QUE IGNORANTES SON ALGUNOS, NOS CREEMOS TODO LO QUE SE DICE, JI JI JI. MIRAR EN ESTA WEB http://WWW.MARCACASCAMORRAS.INFO

Submit a comment

Subir
Subir