CAPITULO 8: INFECCIÓN EN EL BURGUER

Scroll this

Nos vamos acercando al final de Relatón, hoy es el turno de uno de nuestros más antiguos amigos blogueros, señores y señoras (y cosas raras) con ustedes ¡¡Vigo!!

PARTE 1: ANSELMO Y DOROTEA

PARTE 2: HACE DIEZ AÑOS

PARTE 3: LA TRANSFORMACIÓN DE ANSELMO

PARTE 4: CUCUFATO Y SUPER GLADIOLO

PARTE 5: EL MARRÓN PARA EL SIGUIENTE

PARTE 6: MANCEBO PITI, AYUDANTE DE DIRECTOR

PARTE 7: CONFRONTACIÓN

CAPITULO 8: INFECCIÓN EN EL BURGUER

Fueron directos al Burguer donde se encontraron con un espectáculo aterrador… Una cola espeluznante de obesos deseosos de calmar sus ansias de fanegas mediante la ingesta masiva de bocadillos de carne picada con tomate frito, también conocidos como hamburguesas. En la entrada se había colocado un pequeño ecuatoriano con una gorra en la que figuraba el logotipo del restaurante en cuestión y cuya función era repartir cupones de descuento, para sacar los cuartos a los ingenuos clientes. Cucufato tuvo un flash-back y recordó aquella vez que consiguió uno de estos cupones paseando tranquilamente por la ciudad, y entusiasmado se acercó a una pizzería a canjearlo, pero no pudo, ya que en letra pequeña figuraba la sentencia: “oferta válida solo en el Telepicha de Alpedrete”, solo le faltaba la coletilla: “te jodes”. Dorotea por su parte no paraba de fijarse en la gorra del emigrante en la que aparecía una niña con coletitas y debajo ponía “Wendy´s”, y pensó:

wendis asesinas

Trabajadoras estandar de este local, estos son los que cortan a las reses (sean lo que sean)

– ¿Pero ese burguer seguía existiendo?.

Algo olía a quemado en aquel lugar y no era precisamente las faldas de cien por cien vacuno a la brasa. Así que se inclinó y preguntó al jóven:

– ¿Perdone le importa que pase con el perro?

– Señora, no puede acceder al local ni con animales ni con vegetales de un metro ochenta.

– ¡Ah! Se refiere usted a mi compañero de reparto…

Anselmo sin embargo optó por hacerse con un par de descuentos, uno en el que regalaban unas alitas de pollo extra picantes y otro que con tu menú canibalismo de 20.50 euros, ofrecían un suculuento helado de cincuenta centimos, y sin mas demora se situó en la cola tras un gordaco con una camiseta en la que figuraba el lema: “Todo lo que corre y vuela, a la cazuela”. Pero de repente cuando la cola avanzaba su propia paranoia le traicionó haciendole pensar que alguien le gritaba: ¡puto rata!.

El bueno de Anselmo se detuvo por unos momentos y comenzó a girar la cabeza de un lado a otro; como intentando averiguar quién le había hecho sentirse tan avergonzado, y empezó a pensar que podían existir unas máquinas expendedoras en las que tu metieses el cupón, el dinero, y te escupiese el producto, ahorrandonos así el mal trago de usar ofertas y descuentos.

maquina expendedora

“Ehhh tu hijo de puta chino, quieres un tigretón?”

trabajo askeroso

“El próximo se lleva mis meados, que llevo aguantandome media hora”

Ante la retención que la duda de nuestro amigo había supuesto para la fila, una mujer rechoncha de pelo rizado exclamó en voz alta:

– ¡Buh! Ya nos ha tocado la cola del tonto…

Cucufato y Dorotea, adelantaron a Anselmo en la fila y llegaron a la caja donde una muchacha de color, les atendío amablemente:

– ¿Que desean, huevones?

– Mire estamos buscando a Totoro y Pumuki, venimos de parte de Sandra, la guarilla, usted ya nos entiende…

– ¡Ah! Si, son ese par de mamayemas que tenemos pol engargaos, un momento señolita.

Entró en un despacho y salió acompañada de dos jóvenes melenudos con camisa de chorreras, cadenas de oro y al rítmo del “Te informo” de los Sándalo.

– ¿Ze pué zabé que quereí, shuprimo?

– Miren ustedes, venimos de parte de Sandra, la guarrilla, ustedes ya nos entienden…

Sin mediar más palabras los dos agitanados, agarraron a Cucufato y a Dorotea por el brazo y les condujeron a una sala que podemos encontrar en todos estos locales, en la que en la puerta cuelga un cartelito donde pone: “Privado”.

– Azí que sus manda la Sandrita… menudo papo pa’ hacé locura tiene

¿eh?…shuprimo.

– Y que lo diga.

Cucufato impaciente comenzó a contarles toda la historia; lo de la muerte de Manifiesto y el despertar maligno de Rogelia y Mancebo Piti.

– Teneís que ayudarnos desesperadamente Mike y Joe o como coño os llameís, Sandra está en peligro.

– Así que nuestra archienemiga ha caído en nuestra terrible trampa.

– Un momento – interrumpió Dorotea – ¿vosotros no tenías acento cani?

Totoro y Pumuki se quitaron sus pelucas ensortijadas y se despojaron de sus polos rojos de Wendy’s, para mostrar unas batas blancas de científico, donde en el bolsillico para los bolis bic figuraba el logotipo de Umbrella Corp. Y comenzaron a gritar:

rihanna

La lider de Umbrella recogiendo la pluma de quienes van a sus conciertos. Yo le abría una cartilla corriente.

– ¡Muhahaha!, primero vosotros y después todos los actores del mundo caerán en nuestras garras, que gustico me va a dar ver morir a Miguel Ángel Silvestre devorado por un zombi caníbal, y no con esa apestosa muerte que le prepararon en el “Sin tetas…”.

Nuestros amigos aterrados intentaron escapar pero ya era demasiado tarde el Mc Pollo de gallina mutada con virus T ya había hecho efecto en muchos de los clientes que se avalanzaban sobre los demás en busca de cerebro fresco.

Pero allí en el centro del local se encontraba Anselmo con sus cupones en la mano, todavía indeciso en sí acercarse o no a pedir alguna de las ofertas…

Solo faltan dos entregas para el final, la última (me he resignado) la escribiré yo, parto en búsqueda del noveno contribuidor. toco toco toco (sonido de mi caballo partiendo en búsqueda)

Otra deleznable entrada de V de Panceta

9 Comments

  1. !Así que se trata de una vil artimaña para acabar con el cine! !Quién lo iba a decir! !Panda de malechores! Aunque con lo caro que está ir al cine, me estoy cuestionando apoyar al bando contrario.

  2. Cada vez estoy mas perdida en este blog xD VºBº¿?¿?¿? Pobre cine aunq tal vez quieran hacer ellos otra compañia y llevarse todo nuestros dineros, quien sabe, que nos lo diga el siguiente.

    Yo quiero mas entregas!!!

  3. @Maldito, yo claramente voy con Mancebo, Viva el Mal¡¡¡

    @Daemonicus (supongo), puede que haga algo por el estilo, pero será diferente (mi celebro da vueltas esperandoteee)

    @Alguien no te entiendo explicamelo con muñecos

  4. Visto Bueno. Lo puse por dejar constancia de que lo he leido, a pesar de que no entrar en el fondo del artículo por motivos de tiempo.

  5. Pero a quien se le ocurre meterse en un antro de comida basura teniendo Un TeleEmpanada a mano, sana y contundente cocina gallega, con el nivel de colesterol recomendado por la UE.

  6. Me gusta la cara de Rihanna en la foto con la aspiradora. Evidentemente no tiene la minima idea de lo que esta haciendo. JUAJUA

Submit a comment

Subir
Subir